Cursos de masaje y quiromasaje

Solucionar problemas de comunidades y seguros multirriesgo

Cómo solucionar problemas de comunidades y seguros multirriesgo para comunidades de vecinos

Por ley, todos los edificios en propiedad horizontal deben contratar un seguro de comunidades con coberturas variadas, contra incendios… pero optar por un seguro multirriesgo puede simplificar la resolución de siniestros.

Imagine que el techo del edificio ha sufrido daños importantes después de una tormenta. Las canaletas para drenar la lluvia se taparon, y el techo se levantó y dejó entrar el agua.

Éste se ha infiltrado en la casa de los vecinos, dos plantas más abajo. Resultado: 2600 euros de daños. Se puede utilizar el seguro de propietario de la fracción afectada. Pero, como el techo es parte y propiedad común de todos, corresponde principalmente a la comunidad pagar las reparaciones y daños en algunas fracciones.

Incluso si el área común es para uso exclusivo de uno de los condóminos, como una terraza, la responsabilidad es de todos los residentes. Excepción: negligencia por parte de quien lo usa, como dejar que se acumule basura en los desagües para el drenaje del agua o no alertar a tiempo de grietas en el pavimento.

Si la comunidad tiene contratado un seguro multirriesgo para todo el edificio, se puede activar. De no ser así, cada propietario de la unidad, desde la planta baja hasta la planta alta, deberá activar su vivienda multirriesgo. Este cubre los gastos en las partes comunes, dependiendo del porcentaje de cada fracción. Quien no haya contratado el seguro, lo tiene que pagar de su bolsillo.

Los daños de cada propietario, como averías del aparato de aire acondicionado, ordenador, etc., también están cubiertos por el multirriesgo, siempre que se acredite la relación entre la inundación y el daño.

aprende sobre las ITE

¿Seguro de incendios o multirriesgo?

Todos los inquilinos están obligados a contratar un seguro de incendios para su vivienda, aunque pueden optar por una vivienda multirriesgo, que garantiza una cobertura más amplia por poco más de dinero. Además de la propia fracción, ambos cubren la participación en las partes comunes del edificio y, de entrada, no hay razón para contratar un seguro solo para estas partes. Pero la experiencia demuestra que el asunto no es tan sencillo.

Como regla general, cada propietario tiene su propia compañía de seguros. En caso de siniestro de varias fracciones, es necesario esperar la disponibilidad de todas las empresas involucradas. Esto se basa en el principio de que todos los inquilinos pueden ser contactados a tiempo. Por ello, suscribir un seguro de comunidad multirriesgo para todo el edificio resulta ser una opción doblemente ventajosa: por un lado, es más económico que la suma de las primas de las pólizas individuales; en cambio, en caso de siniestro de varias fracciones, la resolución es más rápida al intervenir una sola aseguradora.

Sin embargo, no siempre es fácil suscribir una póliza de seguro para todo el edificio, ya sea porque los vecinos no quieren renunciar a sus pólizas individuales, o porque no pueden, so pena de ver empeoradas, sus condiciones crediticias para la vivienda.

seguros para comunidades

seguros para comunidades

Por ello, y especialmente en el caso de condominios muy numerosos, se decide contratar un seguro de comunidad multirriesgo solo para las partes comunes, debiendo informarse al asegurador que ya existen una o más pólizas para cubrir ese riesgo. En estos casos, y a pesar de que las partes comunes ya están cubiertas por las distintas pólizas individuales, en caso de daños en las escaleras o en la cubierta del edificio, por ejemplo, el asegurado puede elegir la póliza que quiere activar.

Responsabilidad civil

“Mi plaza de aparcamiento está debajo de un corredor de acceso abierto a las tiendas (parte común). Cuando llueve, el agua de la filtración cae sobre mi coche. Como viene mezclado con cemento, ya ha estropeado la pintura. El condominio cuenta con seguro multirriesgo, pero una de las cláusulas indica que no paga ‘daños por agua, siempre que haya infiltraciones en paredes y techos’. Entonces, ¿quién paga el arreglo?

Esta es una situación común y el seguro de comunidad multirriesgo, en principio, paga este tipo de pérdidas. La mayoría de los seguros excluyen los daños por agua que resulten de filtraciones a través de las paredes y techos del edificio asegurado, a menos que sean el resultado de tuberías rotas, obstruidas o desbordadas.

En este caso, lo que está en juego no es la disposición de las paredes y el techo, sino los daños causados ​​al automóvil de un copropietario. Esta situación está cubierta por la cobertura de responsabilidad civil, que paga daños a terceros.

Si la administración no ha contratado el seguro o no cuenta con cobertura de responsabilidad civil, el seguro de la comunidad deberá hacerse cargo de los daños. Para ello, el condominio puede recurrir al saldo de una cuenta a plazo o, en caso de no tener suficiente, solicitar a los vecinos una entrega extraordinaria de dinero.

Deja un Comentario